Deus ex machina

 

La luna en el casco del Capitán Centella
La espada de San Miguel Arcángel
El báculo de Fantasmagórico
La lanza de San Bernardo
El aliento de Godzilla

 

Y después una pira tan alta como la ceiba de San Francisco

 

                                  llenaremos
                               el arca de Noé
                      con las sombras trémulas
                           de nuestras manos